Las personas que trabajan en la compañía se convierten en las grandes embajadoras. Por ello, incluir una estrategia de Employee Advocacy va a contribuir al posicionamiento y a la marca empleadora.

Las redes sociales cambiaron las reglas de juego

A partir de los años ‘80, las compañías comenzaron a implementar ciertas acciones con el objetivo de que sus colaboradores vivieran la cultura y los valores de la marca y esto se trasladara hacia la atención al cliente.  

Entre ellas, el uso de uniformes, la distribución de merchandising o productos de oficina brandeados y la bajada de un tono y lenguaje específico.

La irrupción de las redes sociales cambiaron todas las reglas de juego. Si bien existen organizaciones que aún mantienen algunas de estas propuestas, los clientes suelen utilizar las redes sociales antes de hacer una compra para conocer a la marca y sus productos.

Actualmente, hay 4.480 millones de usuarios de redes sociales en todo el mundo, lo que equivale a casi el 57% de la población total. Y en el último año, el total global de usuarios únicos creció en 520 millones, lo que representa un crecimiento anual de más del 13% (Fuente: Hootsuite’s Digital 2021 Report).

Las redes sociales se convirtieron en la principal fuente de información. 

Las primeras embajadoras

Las voces de los clientes satisfechos son un gran aval que alimenta una imagen de marca sólida. 

Pero quienes se convierten en las primeras y grandes embajadoras, sin dudas, son las personas que integran la compañía, sobre todo en la era digital. Resultan una pieza clave para generar credibilidad, reputación y reconocimiento en la opinión pública.

Employee Advocacy se vuelve una estrategia que toda compañía debería incorporar para sostener su reputación. Es una solución que contribuye a aumentar el alcance, la influencia y colabora en afianzar las relaciones de una marca con sus clientes, prospectos y colaboradores actuales y futuros. 

Su objetivo es que el empleado promocione a la marca en sus redes sociales, a partir de su propia experiencia, de sus vivencias, sus conocimientos, sus logros y los de sus equipos, con su propia voz. Es decir, cada persona es fiel a sí misma y a su estilo y manera de comunicarse.

De acuerdo al último reporte de Edelman Trust Baromeeter :

Por otro lado, esta estrategia influye de manera positiva en el Employee Branding, es decir, en la propia marca profesional del colaborador, posicionando su propio liderazgo.

¿Cómo planificar una estrategia de Employee Advocacy?

  • Guía de Social Media

Brindar una guía que incluya una política en redes sociales proporcionará a quienes lideran y a sus equipos orientación y mejores prácticas. Además, aportará ideas concretas y permitirá mitigar el riesgo.


  • Efecto contagio

Involucrar a quienes ya están en este camino para que puedan contagiar a sus colegas. Compartir logros en equipo es una acción en la que todos ganan, construyendo su propio employee branding y compromiso.


  • Capacitación

Seguramente, dentro de una compañía habrá diferencias entre quienes están acostumbrados al uso de redes sociales y quienes no. Brindar capacitaciones sobre cómo usar las diferentes plataformas, así como también acerca de cómo escribir publicaciones en redes sociales para empresas deberá ser parte del plan.

¿Cómo se beneficia tu compañía de una estrategia de Employee Advocacy?

1. Aumenta la confianza en la marca.

Los líderes y sus equipos se convierten en los defensores de tu compañía. Ellos a través de su propia voz comparten valores, la visión y la misión en redes sociales.
Ya no es la propia marca hablando de logros, beneficios y bondades de productos y servicios, sino los propios colaboradores. Ello, brinda mayor credibilidad, legitima a la marca y aumenta la confianza.

2. Mejora la cultura y el compromiso hacia la compañía.

Existen beneficios concretos para el colaborador que impacta en mejorar la cultura y aumentar la lealtad hacia la empresa.

    • Fortalece su red de contactos profesionales.
    • Se posiciona como experto.
    • Obtiene reconocimiento profesional.
    • Mejora su marca personal.

3. Potencia el alcance de la marca.

El alcance orgánico de la marca se multiplica en redes sociales. Tu marca llega a todos los contactos y seguidores de tu colaborador a partir que comparte contenido relacionado. Incluso, ese contenido se vuelve más atractivo para los usuarios que el que comparte directamente la marca.

4.  Expande el engagement de las publicaciones corporativas.

Al aumentar el contenido de valor de las publicaciones, no solo con contenido de venta sino aportando conocimiento por parte de los embajadores de la marca, se potenciará el engagement.

Desde Oxean te acompañamos en el diseño y la implementación para que la estrategia de Employee Advocacy sea la adecuada para tu compañía y obtenga los resultados esperados.

¿Tienes consultas?

Cuenta con nosotros para gestionar e implementar
tu comunicación interna e institucional.

También puedes contactarnos mediante