La pandemia puso en jaque al sector de la comunicación interna en las empresas obligandolas a reinventarse para satisfacer las necesidades de la nueva normalidad corporativa.

Como sabemos, la comunicación interna es un eslabón clave en toda organización.
Sin embargo, la COVID-19 puso en jaque a este sector, al hacer tambalear varias de las prácticas que venían llevando a cabo las corporaciones.

Es que, con la irrupción de la pandemia, los equipos debieron estar conectados para poder trabajar a la par, pero cada uno desde casa. Los líderes, acostumbrados a trabajar in situ con su equipo, tuvieron que ingeniarse para estar informados acerca del día a día de sus colaboradores. Todo esto, en un contexto de incertidumbre por la crisis sanitaria y de adaptación al trabajo remoto con la familia en casa, las responsabilidades domésticas y más.

Por lo tanto, la comunicación interna adquirió un rol protagónico durante este tiempo, y al mismo tiempo se reinventó para satisfacer las necesidades de la nueva normalidad en las empresas.
Estos ajustes que se realizaron en el sector fueron delineando lo que hoy son las tendencias que se vislumbran para el 2021 en el ámbito de la comunicación interna:

  • Es un hecho: el trabajo remoto llegó para quedarse.

Las organizaciones que facilitan el home-office y lo combinan con mensajes corporativos accesibles para todos, lograrán mantener a los empleados concentrados y productivos.

  • Los empleados reclaman transparencia y orientación clara y confiable.

Esto los tranquiliza y les permite dirigir su atención y sus habilidades hacia el futuro. En lugar de vivir con una falsa confianza de que todo está bien, tanto los líderes como los empleados pueden poner sus energías en trabajar para resolver los problemas.

  • El lugar de trabajo digital gana más adeptos.

Se vuelve esencial implementar herramientas modernas que puedan mantener a todos los empleados completamente informados a medida que cada vez más trabajadores abandonan las oficinas físicas.

  • Reconocer a los empleados se convirtió en una prioridad.

Las empresas han comenzado a priorizar el reconocimiento de los empleados como parte de sus estrategias de comunicación interna a partir de la llegada de la pandemia. Las empresas con programas de reconocimiento de empleados tienen un 31% menos de rotación voluntaria, según datos provistos por Beekeeper. Además, el 50% de los empleados cree que recibir el agradecimiento de sus superiores mejora la relación y genera confianza con sus jefes.

  • La clave es poner énfasis en la alineación organizacional.

Romper las burbujas y crear una organización más cohesiva y multifuncional debe ser el objetivo final de cualquier gerente de comunicaciones internas en tiempos de pandemia. Para lograr una alineación organizacional completa, los empleados operativos deberán estar más incluidos en la comunicación interna.

En Oxean, como agencia especializada en comunicación interna e institucional, desarrollamos un kit de servicios de consultoría y comunicación para esta nueva etapa.

(+54 11) 5365-7646