Un buen clima en el lugar de trabajo permite obtener un equipo que se desempeñe con entusiasmo y motivación. Descubre en esta nota la importancia de mejorar el clima laboral y estrategias para lograrlo.

El clima laboral es el aire que se respira en la organización

Cuando hablamos de clima laboral, estamos haciendo referencia al vínculo que se establece y existe entre los miembros de una organización. El clima laboral está condicionado por la percepción y características de las personas como así también por las acciones propias de las empresas.

Este puede representar entre un 20 y 30% de la productividad de un equipo de trabajo. Un causante del mal clima laboral es el aislamiento de las personas provocado por la falta de comunicación conllevando a que cada individuo tenga la percepción de que está solo en su propia nube, lo que puede dar como resultados una desconfianza por parte de este sobre su entorno.

¿Qué sucede si hay un clima laboral ineficaz?

Si detectamos una bajo nivel de efectividad en el clima laboral de nuestro equipo de trabajo es porque se produjo:

  • Aislamiento de las personas provocado por la falta de comunicación.
  • Sentimiento de soledad por parte de los colaboradores lo que genera dificultad para hacer equipo.
  • Desconfianza del entorno y la organización.

Romper con el aislamiento y cambiar el clima es una de las principales funciones de la comunicación interna. Estas y muchas otras acciones hacen que las organizaciones se vuelvan más comunicadas, sanas, comprometidas y productivas.

Diagnóstico del clima laboral

Existen diferentes herramientas que nos ayudan a obtener un diagnóstico basado en datos acerca del clima laboral de nuestra empresa. Esto es importante, porque de otro modo nos quedamos en el terreno de las percepciones personales.

En este punto hay que tener en cuenta que no podemos tomar como realidad el input de un solo canal. Todos los canales de información, formales o informales, son valiosos para conocernos y entender cómo estamos; y poder realizar un diagnóstico integral.

Si hablamos de las herramientas, podemos resaltar algunos puntos importantes:

  • Cada día más empresas están cambiando su mindset respecto a la gestión del clima. Ya no resulta efectivo medir por medio de una extensísima encuesta anual (o cada dos años en algunos casos), analizar datos durante 2 meses, y tener como resultado planes de trabajo que quedan desactualizados respecto al momento en que se tomó la encuesta.

  • En reemplazo de las pesadas encuestas anuales -que había que empujar para que todos respondan- se comenzaron a incorporar herramientas que nos ayudan a medir en tiempo real el clima de la empresa, y de cada equipo.
  • En estas herramientas tenemos la posibilidad de configurar la regularidad con la que queremos que llegue la encuesta, y la cantidad de preguntas que queremos que respondan. De esta manera es mucho más dinámico de responder para el colaborador, y podemos obtener información en tiempo real, lo que nos permitirá actuar con mayor rapidez.
  • En general son aplicaciones que podemos usar por web y también como app en el celular.
  • La información que obtenemos tiene que ver con el estado de ánimo general de la empresa, de cada equipo (siempre que tenga la cantidad suficiente de integrantes para mantener el anonimato de las respuestas), y de indicadores más específicos como la relación de los líderes con sus equipos, el bienestar, feedback, compensaciones y beneficios, alineamiento con los valores organizacionales, entre otros.

Estrategias para mejorar el clima laboral

Para mejorar el clima laboral o simplemente pensar en ella para poder mantener una armonía entre todas las personas de una misma organización, se pueden realizar los siguientes puntos:

¿Cómo mantener un buen clima laboral durante el trabajo remoto?

Te ofrecemos a continuación consejos para mantener el clima laboral efectivo en tu equipo de trabajo mientras que se realiza trabajo remoto.

    • Estar atentos a las necesidades de los miembros del equipo, tanto respecto a herramientas de trabajo, como a estados de ánimo o situaciones personales.
    • Respetar los espacios personales / familiares.
    • Estar atentos a la duración de la jornada de trabajo de las personas de nuestro equipo.
    • Realizar reuniones de equipo para conversar sobre cómo estamos, más allá de los proyectos puntuales. Esto reemplaza las charlas de café o de pasillo que teníamos en presencialidad.
    • Realizar reuniones individuales para dar y pedir feedback de manera regular.
    • Comunicar los cambios de rumbo en la estrategia, de manera de estar alineados

Cuenta con nosotros para gestionar e implementar toda tu comunicación institucional e interna.

(+54 11) 5365-7646