Debido a la pandemia por Covid-19, durante el año 2020 y lo que va de 2021 tanto las organizaciones como la conexión entre sus colaboradores han cambiado. Por eso resulta muy relevante conocer en qué medida, debido a las restricciones y a la “nueva normalidad”, el engagement de las organizaciones se modificó.

¿Qué es el engagement de una empresa?

Sabemos que engagement es un término que hace referencia al “enganche”, el compromiso y la conexión que existe entre las personas y su organización.

En este caso lo que se buscó -gracias a una encuesta online realizada por Continente CI, organización que Oxean Cross integra junto a Internal Comunicación Interna y Both (People and Comms)-, fue establecer cuáles son las principales “palancas” o variables que sostienen este engagement cuando de organizaciones laborales se trata.

Así, los resultados recabados durante mayo y junio en Argentina, Chile y España permitieron elaborar el primer Pulso de Continente CI sobre engagement, cuya presentación podrás visitar siguiendo el link al final de esta nota.

¿Y por qué es interesante conocer estos datos?

Debido que solo con información es posible delinear y establecer un plan de comunicación interna que sea eficaz y que brinde bienestar y seguridad a las personas que integran una empresa.

“Resulta muy interesante conocer qué pasó y qué sigue pasando con las organizaciones en este tiempo de pandemia, porque indudablemente hay cosas que se modificaron. Lo que resulta muy interesante es contar con iniciativas para detectar el bienestar de los miembros de la organización o por ejemplo determinadas situaciones de burnout. Por otro lado, detectamos que hay muchas ganas de generar plataformas que potencien la cercanía, así como también espacios de ocio, situaciones lúdicas con los chicos, talleres, concursos, sorteos, desayunos, etc.”, remarca Marcela Ospina, co-founder y directora de comunicación de Wise Work, empresa socia de Oxean Cross.

Las 5 principales acciones para mejorar el engagement de una empresa

Quienes participaron de la encuesta identificaron 5 palancas para un buen engagement:

En cuanto a la primera de ellas, el propósito, el 44% contestó que con la pandemia se le había otorgado mayor importancia al propósito de la compañía y su vínculo con los empleados; mientras que por el contrario, el 15% consideró que la vinculación había quedado muy disminuida.

Los resultados más relevantes

De los encuestados, a la hora de hablar sobre el rol de los y las líderes, el 42% comentó que se han mostrado más cercanos y cercanas y se han preocupado por el día a día o han estado pendientes del estado de ánimo. Además, el 33% dijo que han sabido escuchar y dar respuesta a las nuevas necesidades de sus equipos a través del apoyo, la flexibilidad y la autonomía.
Esto indudablemente se vincula con otro resultado: el 37% notó un mayor compromiso por parte de quienes encabezan las organizaciones con respecto a los equipos.
Puntualmente sobre la comunicación interna, el 43% manifestó que se ha compartido la situación (de la pandemia) de una forma clara y se han creado espacios de escucha en los que podían expresar dudas y estados de ánimo; y en contrapartida solo el 2% advirtió una situación sin cambios.

5 iniciativas para mejorar el engagement

La encuesta abordó el tema de las iniciativas que se llevaron a cabo para mejorar el engagement, especialmente pensando en el bienestar. 

Los encuestados sostuvieron, en el 28% de los casos, que las iniciativas ya existentes se incrementaron para dar respuesta a la nueva situación; mientras que en el 42% a raíz de la pandemia se han implementado nuevas.

Entre estas se encuentran, por ejemplo:

  • Programas de bienestar emocional, mental y físico.
  • Programas de asistencia psicológica y acciones relacionadas con la salud y la prevención (atención telefónica a nivel emocional, app de salud, sesiones con médicos).
  • Definición de políticas para detectar alertas de posible burn out.
  • Formaciones online centradas en el desarrollo y crecimiento personal.
  • Alternativas de ocio.

En estas últimas se destacan espacios lúdicos como sesiones de diversión con dinámicas, conciertos online, DJ’s en vivo, actividades virtuales con los más pequeños de la casa, talleres sobre diferentes temáticas, organización de concursos y sorteos, bono complementario para compra de artículos relacionados con el home office, subvenciones para gimnasios, y desayunos.

“Es muy importante contemplar los distintos momentos que las personas viven en sus equipos, y las vivencias que tienen en la organización. A eso se le llama Employee Journey. Es clave que pensemos cómo incluir eso que muchas veces está por fuera del trabajo pero que hace a las nuevas pausas sociales que sirven para conectarnos; algo que es muy necesario hoy en día”,  postula Luciana Orecchio, Chief Communications Officer de Oxean Cross, quien también reflexiona respecto al rol del comunicador como “facilitador y conector para que este engagement se dé verdaderamente”.

4 puntos para mejorar

Al ser consultados sobre qué deberían hacer las y los líderes de empresa los resultados arrojaron:

  • 38% acciones centradas en el bienestar de las personas.
  • 24% acciones para potenciar el liderazgo de los equipos.
  • 19% mejorar la comunicación interna.
  • 19% acciones relacionadas con el propósito.

“Tener un propósito claro destaca como elemento clave para potenciar el engagement dentro de una organización. A raíz de la pandemia, ha cobrado aún mayor relevancia, y ha crecido su vínculo con los trabajadores aunque todavía queda trabajo por hacer. Repensar, redefinir y reconectar emocionalmente con los empleados es tarea pendiente de muchas compañías”, concluyó Marcela Ospina.

Para mayor información, consulta los resultados de la encuesta aquí.