Fin de año nos invita a hacer balances, a evaluar qué funcionó y qué no. En esta nota, te invitamos a realizar una retrospectiva de la Comunicación Interna que, sin dudas, tuvo un rol protagónico durante 2021.

Apaciguando las aguas de la incertidumbre

Doce meses atrás aún no se vislumbraba un panorama claro. Más allá de la realidad que en ese momento atravesaba los países en relación a la pandemia, las compañías debían continuar la adaptación.
En el hemisferio norte, comenzaban las aperturas y las empresas ya estaban diagramando la vuelta a la oficina.

Sin embargo, en las latitudes del sur, debido a la escasa vacunación y el alto número de casos de COVID 19, las organizaciones todavía no podían ver el horizonte.

En ambos casos, el área de Comunicación Interna tuvo un rol protagónico. Estuvo al servicio como guía para cohesionar equipos, brindar certidumbre sobre nuevas medidas y continuar instalando la cultura organizacional en esquemas híbridos.  

El contenido, el rey de la Comunicación Interna

Aquello que había comenzado tímidamente antes de COVID 19, se instaló durante 2020 y se consolidó durante todo este año.

El área de Comunicación Interna de las grandes empresas entendió rápidamente que debía contar con una estrategia de contenidos sólida para dar respuesta a los cambios continuos.

Contenidos atractivos, en diversos formatos, brandeados y en el tono de voz de marcas y/o compañías, fueron las estrellas en un contexto difícil.

En Oxean, acompañamos a varios de nuestros clientes a:

  • Comunicar medidas de prevención para la vuelta a la oficina a través de carteleras,
  • capacitar a los equipos a la distancia mediante videos,
  • mantener la atención en eventos híbridos con presentaciones atractivas,
  • consolidar la cultura a través del desarrollo de podcasts con entrevistas de interés para las personas que trabajan en la empresa.

Al pie de las tendencias

La transformación digital también atravesó a la Comunicación Interna. Se aceleraron los cambios, la incorporación de tecnología y la integración de tendencias como:

Todas con el firme propósito de mejorar la performance del área de personas.

Horizontes promisorios

En Oxean nos gusta ver siempre el vaso medio lleno. Estamos convencidos que todo lo que sembramos en el último tiempo florecerá en proyectos compartidos con un objetivo común: consolidar a los equipos de trabajo de las empresas para impactar en los negocios.

Queremos dar las gracias a todos nuestros clientes. 

¡Por un 2022, lleno de proyectos compartidos!

¿Tienes consultas?

Cuenta con nosotros para gestionar e implementar
tu comunicación interna e institucional.

También puedes contactarnos mediante